Cooperación Gemini: alianza entre Maersk y Hapag-Lloyd

Biblioteca digital de Zonalogística

En los últimos días se dio a conocer la alianza entre la naviera Maersk y Hapag – Lloyd denominada “Cooperación Gemini” que estaría prevista para febrero de 2025. Aquí te contamos en qué consiste.

En primer lugar, debemos aclarar que lejos de ser un monopolio o unión entre compañías, lo que se busca es abarcar un mercado mucho más amplio para lograr costos de operación bajos. Según Maersk, el objetivo de este proyecto es “lograr ser una red oceánica flexible e interconectada con fiabilidad líder en el sector”.

Por lo tanto, la colaboración comprenderá una flota de 290 buques, que contarán con una capacidad de transportar conjuntamente 3,4 millones de contenedores. Maersk dispondrá del 60% de las embarcaciones, y Hapag-Lloyd del 40%.

Como resultado, la alianza se compone de 26 servicios principales, de los cuales serán 14 servicios de lanzadera en Europa, 4 en Medio Oriente, 13 en Asia y 1 en el Golfo de México.

Rutas que cubrirá la cooperación

La cooperación se dará en rutas donde ambas navieras tienen mercados compatibles como:

  1. Asia/Norte de Europa
  2. Asia/Mediterráneo
  3. Medio Oriente – India/Europa
  4. Asia/Medio Oriente
  5. Asia/Costa Este de EE.UU.
  6. Asia/Costa Oeste de EE.UU. 
  7. Transatlántico.

Con la nueva alianza, Hapag-Lloyd terminará su alianza  a finales de enero de 2025 con THE Allliance (THEA), la cual comparte con tres líneas japonesas fusionadas denominadas Ocean Network Express (ONE). Así mismo, Maersk finalizará en esas mismas fechas su alianza con la empresa suiza Mediterranean Shipping Company (MSC),  iniciada hace ocho años y la cual tiene operación en los tráficos Asia-Europa, transatlánticos y transpacíficos.

“Nos beneficiaremos de las ganancias de eficiencia en nuestras operaciones y de los esfuerzos conjuntos para acelerar aún más la descarbonización de nuestra industria”, indicó Rolf Habben Jansen, director ejecutivo de Hapag-Lloyd. Esto acorde a que el objetivo de Maersk es alcanzar las cero emisiones netas en 2040 y Hapag-Lloyd en 2045.