No obstante, la necesidad en una estructura de cadenas de suministro complejas, de amplio alcance y redes de suministros, es la de cubrir de forma unificada los cuatro ejes mencionados, es decir, se requieren Sistemas de Gestión Logística (LMS: Logistic Management Systems), que sean capaces de gestionar los procesos de transporte y almacenaje de forma continua, atómica e integrada, entregando una experiencia de visibilidad sobre todo lo acontecido, que resulte uniforme, tanto en el seguimiento del flujo físico de la carga como de los diferentes procesos involucrados.

Ello requiere en los diferentes sistemas, unificar bases de datos y estructuras, además de reaprovechar la información de cada etapa del proceso para alimentar a la siguiente de forma automática, reaprovechando los datos introducidos sin interfases ni duplicidades en entrada de datos.

Para lograr este objetivo, muchos fabricantes de software de clase mundial a lo largo de los últimos años, se han lanzado a la adquisición de otras compañías de software que de forma análoga complementan la componente del proceso que les faltaba por cubrir, como parte de una estrategia para lograr desarrollar en el corto plazo el objetivo referido de proveer al mercado, no de un TMS y un WMS que en el mejor de los casos están integrados por interfases, sino de un LMS donde ambos procesos estén totalmente unificados y resulten un único sistema.

Mientras llega ese momento, se puede optar por acudir a aquellas pocas compañías (como M. SOFT Worldwide) con una visión anticipada a su tiempo, con la que ya desarrollaron desde sus inicios el concepto de LMS, o bien apostar por integrar los actuales TMS y WMS con middleware, con los que proveer de niveles de seguridad más avanzados para conectar sistemas desacoplados, conocidos en su día con las siglas EAI (Enterprise Application Integration), como son: garantías de entrega de mensajes, logs, relanzamientos, alertas, workflows asociados a la información intercambiada, traducción de códigos de correlación, etc.

El papel del ROI en las inversiones en Sistemas de Información para la logística y la forma de calcularlo

Dado que los sistemas de información para la logística, aún hoy en día son vistos con cierto escepticismo por parte de muchas organizaciones que no confían de forma directa el retorno de la inversión, pues su asociación al proceso productivo resulta más confusa en ocasiones, ya que no hablamos de un vehículo, o una máquina; ni de robot ligados a un proceso de fabricación, de carga o descarga, sino que se requiere de un estudio más elaborado de cálculo, en donde las unidades de producto, su precio de venta y su costo no suelen ser los drivers más empleados a tal efecto, nos encontramos con dos grupos distintos a la hora de clasificar a las compañías según su visión del ROI para los Sistemas de Información Logísticos, y que lamentablemente suelen converger en el mismo desenlace, que no es otro sino el descarte de los cálculos de dicho ROI.

Pero antes de describir a estos dos grupos, comprendamos primero cómo es y de qué forma podemos empezar a calcular el ROI para este tipo de sistemas, describiéndolo brevemente:

  • En primer lugar, se trata de cálculos totalmente a medida y dependientes de cada organización, por lo que no son extrapolables de forma generalizada, de una compañía a otra.
  • Para poder hacer el cálculo, se requiere de un análisis exhaustivo de cada proceso, en el que poder identificar ahorros en tiempos, que luego se puedan traducir a costos económicos directos con factores multiplicativos, según costos salariales medios.
  • La reducción de tiempos de procesos suele complementarse con reducciones de errores e incidencias en los mismos, para las cuales es necesario tipificar unos costos estándares de no calidad como factor multiplicativo, una vez más sobre dicho volumen de incidencias.
  • A su vez, hay que identificar procesos con un impacto económico directo elevado, como la conciliación de costos de transporte subcontratado, por ejemplo, en las que la eliminación de errores en el proceso puede conllevar cifras muy elevadas de ahorro para la compañía, o el tratamiento del archivo documental de todos los elementos asociados al tratamiento administrativo de la carga…
  • Por otro lado, es necesario analizar el costo de oportunidad que representa mantener el estatus-quo, versus la implantación del nuevo sistema en el que el volumen de horas ahorrado puede dedicarse a elementos de mejora de relación con clientes, de fidelización, captación de nuevos, o de análisis de la información disponible para la toma de decisiones de forma más ágil, precisa y certera.
  • Podemos también traducir a unidades monetarias dicho costo de oportunidad, si analizamos el negocio que somos capaces de generar con diferenciación en el proceso de captación de clientes, dada la nueva capacidad de la que dispondremos, para integrarnos con ellos y facilitarles más información y de mayor calidad, logrando un mejor control del flujo físico de su mercancía
  • Adicionalmente, podemos mejorar el proceso de negociación de precios, por disponer de más información sobre los niveles de servicios prestados y recibidos por parte de los diferentes actores involucrados en todo el flujo logístico
  • Por último, lograremos también ahorros importantes a cuantificar, si incluimos herramientas de optimización de los recursos involucrados en dicho flujo.

Con esto se pretende ilustrar, que el cálculo del ROI representa un proyecto en sí mismo, para el cuál en muchas ocasiones, no se dispone ni del tiempo, ni de los recursos, ni de la información en la organización para poder realizarlo. Por ello y como según lo comentado, estos son los dos grupos antes referidos:

  • Por un lado, tenemos a las compañías convencidas de que la implantación de un LMS/TMS/WMS, es una inversión que les va aportar un gran valor a la organización, fruto de la experiencia en estos sistemas por parte del equipo que participa en la toma de decisiones, o bien porque la situación tecnológica de partida en la empresa, en este apartado de procesos es de muy bajo desarrollo, por lo que cualquier cambio, automatización y control de procesos resultara de alto valor añadido sin lugar a dudas.
  • Y por otro, aquellas que no ven a la tecnología como una inversión y diferenciador competitivo, sino como un gasto, y deciden llevarlo a cabo, bien por una sensación de imposición del mercado, o por poner más “orden” en sus procesos.

En cualquiera de los dos casos, se obvia habitualmente hacer un análisis de ROI, pues si la decisión está tomada por un caso o por otro, se prefiere ahorrarse el trabajo, en el primer caso por estar convencidos de que el ROI existe y justifica la inversión, y en el segundo por estar queriendo reducir los gastos a la mínima expresión, por lo que el propio cálculo del ROI se ve como un gasto a obviar, a la par que ningún resultado que arroje dicho cálculo les podrá convencer de que la tecnología no es un gasto.

Principales funciones de un TMS

Básicas

  • Transporte multimodal, nacional e internacional.
  • Importación automática de expediciones por EDI.
  • Asignación automática de transportistas (flota propia o de terceros) en base a criterios de costos en función de la zona y características de la mercancía.
  • Generación automática de costos previstos de transporte y conciliación de facturas de proveedor.
  • Generación automática de autofacturas de proveedor de transporte.
  • Generación automática de rendiciones de conductor (para flota propia).
  • Importación automática y conciliación de facturas de proveedor de transporte.
  • Generación automática de ventas de transporte.
  • Control de incidencias relacionadas con los servicios.

Avanzadas

  • Introducción de expediciones por web/webservice.
  • Optimización.
  • Gestión de comunicados a destinatarios (conformidades, avisos de llegada, incidencias…).
  • Gestión colaborativa transportista: asignaciones directas y tendering.
  • Gestión colaborativa de conductor (flota propia): historial de rendiciones, anticipos…
  • Gestión colaborativa proveedor: compromisos de entrega.
  • Envío de costeos previstos y autofacturas al ERP de Fabricante/Distribuidor para automatización de dotaciones de costos en Finanzas o para inclusión de costos de transporte en la factura a cliente en ventas.
  • Control de flota y taller de mantención.
  • Análisis de costos de transporte por cliente.
  • Gestión de eventos de toda la actividad logística.
  • Visibilidad y trazabilidad integral.
  • Acceso web para confirmar entregas, fechas/horas, incidencias…
  • Integración GPS y Cartografía.
  • Mobility, RF…
  • KPI de producción, calidad y rentabilidad.
  • Integración on-line circuito RNDC y check-list plan nacional de seguridad vial (Colombia).

Principales funciones de un WMS

  • Gestión de almacenes multicentro, multicliente y multireferencia.
  • Gestión total de operaciones y dirigida por Radiofrecuencia, Voz…
  • Gestión automática de ubicaciones.
  • Gestión de inventarios.
  • Preparación de pedidos.
  • Análisis de la demanda.
  • Control de la trazabilidad.
  • Gestión de unidades de ubicación (consumos de pallets, envases, bidones, jaulas…).
  • Gestión de depósitos aduaneros.
  • Gestión APQ.
  • EDI: gestión de protocolos desasistidos de intercambio de datos con terceros.
  • Gestión de Calidad: control del nivel de servicio y calidad prestado con control de los procesos internos de calidad y documentación ISO.
  • Digitalización automática: de toda la documentación que interviene en los diferentes procesos tanto operativos como administrativos.
  • Gestión calidad: control de incidencias.
  • Gestión comercial: definición de protocolos económicos para clientes (válido únicamente para operadores logísticos).
  • Gestión colaborativa: visión simplificada del estado del almacén vía web para terceros y alta de ordenes de salida.

 

 

Encuesta salarial y de perfil logístico Zonalogística

¡Si nos medimos, sabremos cómo mejorar!

Debido a la gran importancia que representó la primera encuesta salarial y perfil logístico para el sector en Colombia y Ecuador, realizada por Zonalogística el pasado año, le invitamos a participar en la edición 2018, que nos permitirá seguir entregando cifras y datos representativos para ayudar a empleados y empresas a medir, comparar y tomar decisiones en pro de mejorar el ámbito laboral, esta vez, llegando también a Perú.

Dedicando unos pocos minutos a diligenciar esta encuesta, estarás aportando mucho al sector logístico del país.