La visión artificial será determinante para el futuro de la logística

Promoción suscripción anual Revista Zonalogística

La visión artificial está experimentando un auge espectacular, según el informe de DHL ‘Trend Report: AI-Driven Computer Vision’. Los expertos prevén ventas por valor de $41.110 millones en 2030, cuatro veces más que en 2020, cuando se generaron $9.400 millones. Esta tecnología, basada en la inteligencia artificial (IA), está emergiendo como una tendencia determinante en múltiples sectores.

La IA y la visión artificial ofrecen eficiencia, ahorro de tiempo, sostenibilidad y reducción de costos. En los próximos cinco años, se espera que se estandarice en la industria logística y se aplique en áreas diversas como el comercio minorista, la atención médica, la fabricación y la respuesta a catástrofes.

En la industria logística, la visión artificial tiene aplicaciones clave:

Salud y seguridad

 Mejora la seguridad en el trabajo al identificar peligros y promover el cumplimiento de las normativas. También monitorea la salud de los empleados y garantiza el uso de equipos de protección adecuados.

Operaciones

Crea mapas de calor para analizar flujos de trabajo y actúa como guardia de seguridad, detectando intrusiones no autorizadas y optimizando la cadena de suministro.

Gestión de activos

Supervisa activos logísticos y alerta sobre problemas. Identifica automáticamente fallos y errores.

Procesamiento de envíos

Automatiza el dimensionamiento de envíos, vital para la planificación y facturación. Asegura la correcta identificación y clasificación de envíos.

A pesar de sus beneficios, la visión artificial enfrenta desafíos como la aceptación pública y la ciberseguridad. La privacidad de los datos y el cumplimiento del GDPR son preocupaciones clave. Abordar estos desafíos requiere colaboración y una implementación cuidadosa.

En resumen, la visión artificial está en ascenso, con ventas proyectadas de $41.110 millones en 2030. Su influencia se expande por la industria logística y otros sectores, impulsando la eficiencia y la seguridad, pero también planteando desafíos éticos y de seguridad que deben ser abordados con precaución.