De acuerdo con el Dane, durante el primer trimestre del año, los pagos en obras civiles registraron un aumento del 7,9%, en comparación con el mismo trimestre del 2018.
Según el informe, la mayor variación positiva se concentró en el grupo de construcciones para la minería, las centrales generadoras eléctricas y las tuberías para el transporte, con un crecimiento del 15,3% frente al mismo trimestre de 2018.
Lo anterior, como resultado del aumento en los pagos destinados a obras de exploración y explotación petrolífera, hechos principalmente por entidades nacionales. En este caso, la inversión de las empresas privadas se redujo en 22,6% frente al mismo trimestre del 2018. El aporte al indicador general fue del 3,9 puntos porcentuales.

Las vías

Uno de los datos que más llamó la atención de este informe fue el aumento en la inversión de obras civiles viales, teniendo en cuenta que el año pasado esa cifra había estado en terreno negativo.
En concreto, el grupo de carreteras, calles, caminos, puentes, carreteras sobreelevadas, túneles y construcción de subterráneos aumentó en 6,5% sus pagos entre enero y marzo del 2019, lo que sumó 3,3 puntos porcentuales a la variación anual.
Según la entidad estadística, este resultado está explicado principalmente por el aumento de los pagos destinados a la construcción, mantenimiento, reparación y adecuación de vías interurbanas. Cabe destacar que en el primer trimestre del 2018, la variación había sido de -4,3%.
Así mismo, los registros indican que el mayor aporte a dicha alza fue hecha por las empresas privadas, las concesiones viales y las empresas de servicios públicos, con una contribución de 5,5% al índice mencionado.
“Esto lo que está indicando es que la reactivación de las vías 4G está teniendo un impacto fuerte en el crecimiento del sector y va a tener un impacto importante en la economía”, señaló Manuel Felipe Gutiérrez, viceministro de infraestructura.
De acuerdo con el Ministerio de Transporte, el año pasado solamente nueve de los 29 proyectos de cuarta generación avanzaban sin inconvenientes, y este año, gracias a las negociaciones que se han adelantado con diferentes concesionarios, se lograron cierres financieros, además de la renegociación de plazos, con el fin de facilitar que los adjudicatarios cumplieran con sus obligaciones.
De hecho, se calcula que actualmente el 72% de los proyectos 4G están activos y se prevé que en junio próximo esté andando el 82%.
Además, de acuerdo con expertos consultados por Portafolio, este cambio en el indicador de inversión de obras civiles, en la categoría de vías, podría interpretarse como una mejora en la confianza inversionista, que había sido golpeada de manera significativa por el escándalo de Odebrecht.
Lo anterior tendría especial relevancia luego de que la CCI revelara, la semana pasada, que se necesitan más de $15 billones para cubrir el costo de construcción de 31 tramos carreteros que se necesitan para conectar el mapa de las 4G.
Y más aún, teniendo en cuenta que los recursos del Estado destinados a Asociaciones Público-Privadas (APP) están comprometidos hasta el 2024, por lo que, según ha manifestado la ANI en varias ocasiones, las iniciativas privadas tienen un papel fundamental, ya que esos proyectos no demandan inversión de la Nación.
Por otro lado, el informe del Dane concluyó que en la categoría de ‘otras obras públicas’ hubo un crecimiento de 11,1%. En este punto, influyó la construcción, mantenimiento, reparación y adecuación de obras ambientales, parques y escenarios deportivos.

Postule su candidato a los​ premios Zonalogística 2019