Fundamentos del sistema de transporte

0
49
Para la mayoría de las organizaciones, usualmente la función logística del transporte representa el elemento más importante dentro los costos logísticos, pues el movimiento de carga absorbe ente 1/3 y 2/3 del total de los costos logísticos.

El profesional que gestiona esta disciplina requiere de un buen nivel de entendimiento de los asuntos que se refieren al transporte, con el fin de administrar adecuadamente su sistema de operaciones. En este sentido, para el estudio de esta variable es clave enfocarse en las facilidades y los componentes del sistema de transporte y en la estructura de tarifas (costos) y el rendimiento de los servicios en materia de transporte.

screen-shot-2018-04-30-at-7-04-12-pm

 

Es recomendable examinar las características de las alternativas de servicios en materia de transporte, las cuales permiten conducir a un desempeño óptimo, pues cuando una compañía contrata el servicio de un sistema de transporte lo que en el fondo está adquiriendo es un mejor desempeño de esta variable.

Importancia de un sistema efectivo de transporte

Es suficiente contrastar la economía de un país en desarrollo con la de una nación moderna para saber que el transporte juega un papel fundamental en la creación y el dinamismo de un nivel de actividades económicas y productivas alrededor de la prestación de servicios y entrega de productos. Es común que, en el caso de un país en desarrollo, la producción y el consumo se realicen bajo una estrecha relación, en donde una gran parte de la fuerza laboral se dedica a funciones productivas agrícolas y a una baja proporción de las actividades en las áreas urbanas. 

Lea: (Recomendaciones para contratar una empresa transportadora).

Con la llegada de los servicios de transporte de fácil disponibilidad y servicios económicos, se produjo un cambio significativo en la estructura de las actividades hacia una nación desarrollada, de manera que de las grandes ciudades resulta la migración hacia los centros urbanos. Las áreas geográficas limitan la producción a un estrecho rango de productos y se produce un mejoramiento en la calidad de vida del ciudadano promedio, más específicamente un sistema de transporte económico y eficiente contribuye a una mayor competencia en el

mercado, a mayores economías de escala y a la reducción de precios de los productos.

apoyo_2Mayor competencia

Cuando una economía dispone de un sistema de transporte poco desarrollado, el mercado se limita a cubrir las áreas aledañas a los centros de producción. En estos casos, cuando se pretenda atender un mercado cuyos clientes están ubicados en sitios más distantes de los puntos de producción, será necesario obtener un costo de producción mucho más bajo que compense el costo de transporte adicional. Bajo este enfoque, cuando se logra mejorar la eficiencia en el sistema de transporte para mover los productos, se pueden establecer costos más adecuados para poder competir en los mercados donde se busca alcanzar una participación. Pero además de promover la competencia directa, un transporte de alta calidad y economía también motiva una forma indirecta de competencia, haciendo que determinados productos también estén disponibles en mercados donde normalmente no tendrían fácil acceso debido al alto costo de su movilización y, además, generan un efecto estabilizador en los precios ofrecidos al consumidor. 

El producto a tiempo y cuando se requiera

En muchos mercados las frutas frescas, legumbres y otros productos perecederos pueden estar disponibles solo en ciertas épocas del año, debido a patrones de producción de tipo estacional y a la falta de buenas condiciones para el cultivo. Sin embargo, muchos de estos productos son cosechados en cualquier época del año en otras partes del mundo, por lo que un rápido embarque a precios razonables los puede ubicar en mercados que de otra forma no los tendrían. Por ejemplo, en enero, los bananos procedentes de Sur América están disponibles en New York. Las langostas (vivas) de New England son servidas en Kansas City a lo largo de todo el año y, en abril, las orquídeas hawaianas se consiguen en buenas cantidades en la parte oriental de los Estados Unidos. En resumen, sólo un sistema de transporte efectivo y eficiente, inmerso en una logística bien planeada y administrada, hace que todo esto sea posible.

Economías de escala y precios reducidos

De otro lado, cuando se tienen mercados más amplios es claro que los costos de producción pueden resultar más bajos, pues la creciente demanda generada por un mayor volumen de clientes incide sobre una mayor utilización de la capacidad de las plantas de producción y genera una mayor especialización de la mano de obra. Además, cuando se tiene definida una adecuada estructura de transporte con un sistema económico y eficiente, se cuenta con una mayor capacidad y libertad para seleccionar y establecer los sitios de producción, aprovechando las ventajas geográficas que una compañía prevea para el desarrollo de sus operaciones. Un transporte económico también contribuye a la reducción del precio de los productos. Esto ocurre no sólo porque la competencia se incrementa, también porque además de la producción, el transporte es otro componente del costo.

Opciones de servicio y sus características

Un servicio de transporte es un grupo de características de desempeño óptimo compradas a un precio dado. El usuario del transporte tiene una amplia posibilidad de servicios a su disposición, todas girando alrededor de cinco modos básicos: marítimo, férreo, terrestre, aéreo y ductos de distribución.

La variedad de servicios de transporte es casi ilimitada, pues los cinco modos pueden ser usados en forma independiente o combinados y utilizarse para facilitar los servicios mediante la operación de agencias de transporte, asociaciones despachadoras, corredores, transportadores especializados en determinadas cargas y tamaños. Todo dependiendo de los sus recursos y las necesidades del usuario del sistema, de los clientes que se deseen atender con el servicio y el cumplimiento que se requiere tener. 

Es decir, a partir de estas opciones el usuario selecciona un servicio o su posible combinación, buscando establecer un adecuado balance entre la calidad del servicio ofrecido y su costo. Por su puesto, dicha selección constituye una difícil tarea, a pesar de que en muchas ocasiones la decisión se torne alrededor de unas pocas posibilidades dada las características del producto a transportar, el tiempo requerido y su destino final.

Lea: (La Gestión del Transporte de Carga y la Creación de Valor. Entrega I).

Para ayudar a resolver el problema de selección del servicio de transporte, las alternativas pueden ser analizadas en términos de las características que son básicas para todos los sistemas de transporte: precio, tiempo promedio de tránsito, variabilidad del tiempo de tránsito, pérdidas y daños. Tal como lo han revelado numerosos estudios realizados al respecto, estos factores parecen ser los más importantes para las personas que deben tomar decisiones de esta naturaleza. Además, se presume que el servicio está disponible y puede ser suministrado con una frecuencia que lo hace atractivo para una posible selección. 

Precio

El precio o flete, es la tarifa cobrada por el transporte de las mercancías entre dos sitios, más cualquier otro cargo por servicios adicionales previstos dentro del contrato de servicio establecido entre el transportador y el usuario. Por ejemplo, la recogida en el punto de origen, la entrega en el punto de destino, los seguros o el alistamiento de las mercancías para el respectivo envío. En general para el transportador, el costo total del servicio se fundamenta en una distribución de los costos relevantes para el embarque en cuestión, los cuales incluyen elementos como el combustible, mano de obra, el mantenimiento y los repuestos, la depreciación del equipo, las pólizas de seguros y los costos administrativos. Ahora, es aclaro que el costo del servicio varía de un modo de transporte a otro. 

Transporte y competitividad 

Algunas autopartes fabricadas en Taiwan, Indonesia, Corea del Sur y México, son usadas en operaciones de ensamble en Estados Unidos y vendidas en los mercados americanos. Los bajos costos de la mano de obra y la alta calidad de los productos constituyen el principal atractivo para la adquisición de artículos manufacturados en sitios tan lejanos. Sin embargo, sin un transporte económico y confiable, el costo de colocar estas partes en dichos mercados sería demasiado alto para competir con la producción doméstica. El petróleo crudo puede ser obtenido de fuentes domésticas o ser importado. Las reservas de petróleo en el medio oriente son más accesibles que las domésticas, siendo un recurso producido a un precio más bajo. Con el uso de grandes buques cisterna, el petróleo puede ser transportado a diversos mercados del mundo y vendido a precios más bajos en comparación con los ofrecidos localmente en algunos otros puntos de producción.

apoyo_4Tiempo de tránsito y variabilidad 

Algunos estudios han mostrado que el tiempo de entrega promedio y su variabilidad se ubican como unas de las principales características en el desempeño de un sistema de transporte. El tiempo de entrega (tránsito), es el período promedio que una carga requiere para ser movilizada desde un punto de origen hasta su destino. En tal sentido, los diferentes modos de transporte varían en la medida que provean o no una conexión directa entre los puntos de origen y de destino. Por ejemplo, si las cargas se movilizan vía aérea entre aeropuertos o en forma marítima entre puertos.

No obstante, para propósitos de realizar comparaciones del desempeño del transportador, es más recomendable medir el tiempo de tránsito entre el origen y el destino, aún si en el proceso están involucrados varios modos de transporte, es decir, el mayor tránsito de la carga podría realizarse a través de ferrocarril, pero la recogida y entrega hacerse mediante camiones. La variabilidad se refiere a las diferencias que usualmente se presentan entre cargas movilizadas por varios medios de transporte.

Así, todas las cargas que tienen igual origen y destino, además de ser transportadas mediante el mismo modo, no necesariamente están en tránsito durante el mismo tiempo, debido a diferentes efectos y variables como el clima, las congestiones en el tráfico, el número de paradas y las diferencias de tiempo surgidas en los procesos de consolidación de las cargas, entre otros factores. En esencia, la variabilidad del tiempo de tránsito es una interesante medida de la incertidumbre en el desempeño del transportador en las diferentes rutas en las que presta sus servicios. 

Lea: (La Gestión del Transporte. Entrega I).

Las estadísticas sobre el desempeño del transporte no son extensivas, debido a que normalmente ninguna compañía utiliza el total de su sistema de transporte lo suficiente como para proveer comparaciones válidas a buena escala. Sin embargo, la industria militar y las agencias del gobierno suelen utilizar el transporte doméstico en forma extensiva para movilizar todo tipo de mercancías, manteniendo buenos registros sobre los tiempos de entrega.

En este contexto, uno de los estudios más extensos sobre el desempeño del transporte, fue llevado a cabo en Estados Unidos sobre una muestra de 16.000 cargas movilizadas para el sector militar y varios sectores industriales. En este trabajo se encontró que, cuando se abordan largas distancias, el transporte férreo y aéreo obtienen tiempos de tránsito promedios más constantes, mientras el modo carretero muestra tiempos de tránsito con una tendencia creciente. Por su puesto, en promedio el cargue aéreo es el más rápido para distancias superiores a las 600 millas. Para tramos menores a éste, el tiempo de tránsito y la variabilidad el transporte aéreo y el carretero son comparables. Para distancias muy cortas, de menos de 50 millas, el tiempo de tránsito es influenciado más por las operaciones de recogida y entrega que por el período de tránsito en carretera.

Pérdidas y daños

Debido a que los transportadores difieren en su capacidad para movilizar la carga, las pérdidas y daños se convierten en otro factor clave de éxito a la hora de seleccionar la alternativa de este servicio. Los transportadores tienen la obligación de buscar movilizar la carga adoptando mecanismos y prácticas que propicien la protección y el buen trato a la mercancía movilizada, aunque dicha responsabilidad puede ser mitigada si los daños y pérdidas son consecuencia de actos naturales y fallas ajenas a sus funciones. 

Existen ciertos costos imputados que el despachador debe reconocer antes de seleccionar a un transportador. Potencialmente la pérdida más relevante que el despachador o generador de la carga podría tener está asociada con el servicio al cliente, pues el envío de mercancía puede hacerse con el fin de responder a las necesidades y políticas de inventario de un cliente o para su uso inmediato. Los envíos retardados o las mercancías que llegan en mal estado significan inconvenientes y la posibilidad de altos costos adicionales en el proceso logístico necesario para cumplir una orden de servicio prometida a un cliente, incluyendo las devoluciones o retornos por entregas no cumplidas según las características definidas en la orden de servicio definida por el usuario. 

Dado lo anterior, normalmente se genera un proceso de reclamación que toma tiempo, en donde es necesario recopilar información, evaluar hechos de tal forma que se pueda generar una respuesta a cada solicitud y utilizar ineficientemente el capital comprometido con las operaciones de la organización, e inclusive, en algunos casos, el proceso se acentúa hasta llegar a extremos donde es necesario acudir a un contexto judicial para solucionar una delicada situación ocasionada por una deficiencia en el sistema de transporte. 

De esta forma, la función logística del transporte involucra una serie de operaciones que deben ser desarrolladas de una manera planeada y sincronizada, buscando prever los posibles inconvenientes que se puedan presentar a largo del recorrido de cada una de las rutas o la presentación de cada servicio, teniendo presente que es fundamental evaluar las principales variables que determinan la calidad y viabilidad para la mejor elección del modo de transporte a utilizar y de la compañía que ha de prestar este servicio.