FacebookTwitterGoogle PlusYouTubeLinkedin

¿Qué es un Operador Logístico?

consultorio2

 

A lo largo de diferentes ediciones de Zonalogística se ha tocado el tema de los operadores logísticos. En esta oportunidad presentamos un compendio, en el cual encontrarán los aspectos más relevantes de estos aliados estratégicos.

 

En la literatura especializada se encuentran diversas definiciones de operador logístico. Para el presente artículo decidimos escoger la acuñada por el Centro Español de Logística (CEL) en un reciente estudio:

 

“Un operador logístico es la empresa que lleva a cabo la planificación, implantación y el control – de manera eficiente – del flujo físico a través de la cadena de suministro; así como todos los servicios e información asociados al mismo, desde el punto de origen hasta el punto de consumo y con el objeto de satisfacer los requerimientos del cliente[1]”.

 

No obstante la Asociación Empresarial de Operadores Logísticos de España (Anadif) y la Consultora Deloitte – en un estudio sobre la evolución del outsourcing logístico en dicha nación europea, el cual fue realizado en el 2001 – emplearon una definición que por su claridad y nivel de detalle también vale la pena citar:

 

 “Operador logístico es aquella empresa que – por encargo de su cliente – diseña los procesos de una o varias fases de su cadena de suministro (aprovisionamiento, transporte, almacenaje y distribución e incluso ciertas actividades del proceso productivo) y organiza, gestiona y controla dichas operaciones utilizando para ello infraestructuras físicas, tecnología y sistemas de información propios o ajenos, independientemente de que preste o no los servicios con medios propios o subcontratados. En este sentido el operador logístico responde directamente ante su cliente por los bienes y adicionales acordados en relación con éstos y es su interlocutor directo[2]”.

 

Asimismo puede decirse que estas compañías son aliadas estratégicas de las empresas productoras y comercializadoras de materias primas, productos terminados (o servicios) e insumos y se encargan de ejecutar, gestionar, administrar y controlar el desarrollo de las operaciones utilizando eficientemente infraestructura física, sistemas de información, tecnología y talento humano que pueden ser proporcionados por el cliente o pertenecer al operador.

 

Cuando se va a seleccionar este partner es importante detectar qué clase de servicio y alcance se quiere, puesto que existen operadores integrales y otros que se especializan en una sola labor.

 

Una vez se definió este aspecto es necesario verificar que el operador cuente con:

 

  • Personal capacitado en el manejo de la carga específica que atiende el usuario.
  • Equipos y tecnología (software de administración de inventarios y maquinaria de manipulación de mercancía, etc.).
  • Comunicación e información.
  • Seguridad y respaldo financiero.
  • Infraestructura (espacio de almacenamiento, etc.).
  • Flexibilidad en el servicio.
  • Póliza de seguros.

A continuación se enumeran algunas de las funciones que deben cumplir los operadores logísticos:

 

  1. Manejo de materiales.
  2. Transporte de bienes (de importación, primario o de última milla).
  3. Control de stock.
  4. Servicio post – venta.
  5. Embalaje y desconsolidación.
  6. Procesamiento de órdenes.

¿Cuáles son los beneficios de tercerizar las operaciones logísticas?

 

  • Reducción de costos: las economías de escala y sinergias que manejan algunos de estos operadores se evidencian en la reducción de costos de almacenamiento, distribución y transporte.
  • Costo logístico variable: únicamente se paga por los servicios que reciben.
  • Disminución de pérdidas de productos: la experiencia en el manejo de carga y la responsabilidad que asumen los operadores logísticos hace que disminuyan las pérdidas de stock.
  • Desarrollo del “core business”: permite que las compañías se enfoquen en el desarrollo de su negocio, puesto que el operador logístico se hace cargo de las operaciones en las cuales la empresa no es fuerte.
  • Acceso a tecnología: el elevado volumen de tareas que desarrolla un operador logístico le permite acceder a tecnologías que no están al alcance de empresas de menor tamaño.

 

Cómo Cobran los Operadores Logísticos

 

Los cobros se pueden desagregar tanto como las partes deseen. Asimismo las operaciones se desagregan en varias categorías y así es estipulado en los contratos, ya que los clientes quieren ver el desempeño en costos de cada ítem que interviene en la operación:

 

  • Costo de manejo: todo lo relacionado con el manejo, administración y preparación de las mercancías.

 

  • Costo del transporte: para  establecer un valor por el transporte del sitio de almacenamiento a los clientes.

 

Existen además varias modalidades de cobro que detallamos a continuación:

 

  • Cobro por unidad entregada: las unidades  pueden ser toneladas, litros, cajas, rollos o kilos, etc. Es posible obtener un precio por cada uno de estos elementos generadores de costos desagregados, por ejemplo un valor por manejo y preparación de pedidos  y otro por transporte  o una sola tarifa. Este método tiene la ventaja que se puede controlar cada elemento de costo del proceso, pero su desventaja radica en que las partes deben reajustar la tarifa cada inicio de año (ajuste necesario si se tienen en cuenta que la inflación y las tasas de interés que afectan las inversiones varían constantemente).
  • Como porcentaje de las ventas: un porcentaje sobre los pesos vendidos en el mes; se suman todas las ventas en pesos y a este monto se le aplica un porcentaje definido. Este método tiene como ventajas la simpleza de su cálculo y la permanencia en el tiempo (no es necesario estar definiendo reajustes a la tarifa, pues es entendible que las ventas resultan de la multiplicación de los volúmenes vendidos por el precio unitario, el cual debe ser reajustado por los fabricantes para cubrirse ante el costo de vida).

 

  • Cobro por viajes completos: para los que hacen operaciones de 2PL es común también cobros por viajes completos de un origen a un destino definido, por supuesto los valores cambian según cambien esos orígenes y destinos.

 

  • Cobro de libros abiertos: en esta modalidad toda la operación se costea y se le agrega un porcentaje fijo de utilidad para el operador, es decir que si el costo de la operación ascendió a $50.000.000 y se ha definido un 10% de utilidad para el operador, el valor cobrado al cliente será $55.000.000 ($50.000000+50.000.000*10%). El porcentaje depende de la negociación a que se haya llegado y puede oscilar entre un 7% hasta un 20%.

 

Algunos especialistas en logística consideran que es mejor trabajar con el porcentaje sobre las ventas, pues no tiene la desventaja de tener que negociar año tras año las tarifas.

(Visited 20.942 times, 18 visits today)